Archivos mensuales: marzo 2011

Macrobiótica, dieta para equilibrar lo físico con lo emocional

Cena macrobiótica.

La dieta macrobiótica nació en el Japón gracias a George Oshawa y se basa en la búsqueda del equilibrio físico y emocional a través de la nutrición. La dieta macrobiótica divide los alimentos en:

• Alimentos Yang: si su “energía” es caliente, tonificante y contractiva como los cereales, legumbres, pescado, carne, la sal, verduras de raíz…
• Alimentos Yin: cuando su energía es fría, dispersante y debilitante como el azúcar, la miel, los lácteos (leche, quesos y yogures) las frutas (sobre todo las tropicales como plátano, mango, kiwi, papaya, piña…), verduras como las patatas (papas), berenjena, tomate y remolacha, el alcohol.

Dentro de las ventajas de esta dieta se destacan:

• Elimina de la dieta todos los productos refinados como el azúcar blanco, el pan blanco, los embutidos, la carne, los dulces industriales, las bebidas alcohólicas y los refrescos industriales.

• Introduce las algas marinas en la dieta, no como algo puntual y exótico sino como parte del menú diario.
Sigue leyendo

Tres jugos para quemar grasa

Entre todas las propiedades de los jugos naturales, encontramos unas frutas muy especiales que nos ayudan a quemar grasa y perder peso al mismo tiempo. La papaya, la piña y el tamarindo tienen unas características que permiten movilizar o quemar la grasa.

La papaya se clasifica en esta lista porque su jugo contiene papaína,  una enzima similar a la pepsina que produce el cuerpo humano a través del sistema digestivo, que es necesaria para aprovechar al máximo las proteínas y mejorar el proceso digestivo. Asimismo aportan vitaminas A y C, calcio, hierro, magnesio, zinc y carbohidratos, también es fuente de betacarotenos, necesarios para prevenir daños en la piel, por los radicales libres que se manifiestan en forma de arrugas.

Por su parte, la piña, es rica en minerales, se cuentan al menos 18 aminoácidos, más una enzima proteolítica llamada brío melina, que actúa como antiinflamatoria y diurética. Tomar el jugo de esta fruta, agiliza el proceso digestivo y es excelente remedio para las afecciones de la garganta y difteria, gracias a sus propiedades antibióticas.

Sigue leyendo

Pongámonos “a dieta”

Una dieta es el conjunto de las sustancias alimenticias que componen el comportamiento nutricional de los seres vivos. El concepto proviene del griego díaita, que significa “modo de vida”. La dieta, por lo tanto, resulta un hábito y constituye una forma de vivir.

En ocasiones, el término suele ser utilizado para referirse a los regimenes especiales para bajar de peso o para combatir ciertas enfermedades, aunque estos casos representan modificaciones de la dieta y no la dieta en sí misma.

De acuerdo con la dieta que siguen, los seres vivos pueden ser calificados de diversa forma: carnívoros (comen carne), detritívoros (se alimentan de sustancias orgánicas muertas), herbívoros (ingieren plantas y frutas), insectívoros (insectos), omnívoros (su sistema puede digerir carnes y vegetales) o caníbales (comen miembros de la misma especie), entre otros.

El ser humano es omnívoro por naturaleza, aunque por cuestiones ideológicas o religiosas muchos optan por ser vegetarianos (se abstienen de las carnes y del pescado).

Sigue leyendo

El cuidado del riñón

Los riñones son sometidos diariamente a un estrés innecesario cuando ingerimos proteína animal, ya que estas son sometidas primero en el hígado y luego por el riñón. Pero lo que llega al riñon son sub-productos de la proteína animal en forma de compuestos de nitrógeno que deben ser eliminados por el riñón para mantener la pureza y estabilidad de nuestro organismo.

En los estudios clínicos se ha demostrado que una alimentación reducida en proteína animal para pacientes renales ha disminuido la mortandad cercana al 40%. Las investigaciones recientes, muestran el vínculo entre los productos alimenticios de origen animal y muchas enfermedades, esto tiene tanta relación como el vínculo entre fumar cigarrillos y el cáncer de pulmón.

El problema con los exámenes de sangre para monitorear la función de los riñones es que no comienzan a detectar problemas hasta que más del 90% del riñón ha sido destruido. Además, al riñón se le carga con todo tipo de bebidas difíciles de procesar, como el café y gaseosas (sodas, refrescos etc), que contienen grandes concentraciones de químicos, ácidos, colorantes, saborizantes artificiales y azúcar.

La sugerencia para evitar deficiencias renales es restringir al máximo las proteínas de origen animal. Ahora no es necesario volverse estrictamente vegetariano, sino en reducir el contenido de origen animal. Se esta acostumbrado a consumir un 80-90% de las calorías diarias provenientes de éste, la recomendación es reducirlo a un 10% menos. Con creatividad en la cocina se puede lograr una nutrición excelente sin hacer sacrificios extremos si no es del gusto.

Sigue leyendo

¿Qué sabemos de la desnutrición?

La desnutrición es un estado patológico caracterizado por la falta de aporte adecuado de energía y/o de nutrientes acordes con las necesidades biológicas del organismo, que produce un estado catabólico, sistémico y potencialmente reversible.

El cuerpo humano se compone de moléculas en cambio constante, las cuales poseen un patrón característico de organización estructural y funcional cuyo equilibrio resulta de la relación entre la velocidad de síntesis o producción (dependiente del aporte y utilización de los nutrientes) y la velocidad de destrucción de la materia.

Durante cada momento de la existencia, la nutrición está íntimamente ligada con el fenómeno biológico del crecimiento en un equilibrio que puede manifestarse por el aumento (signo positivo), mantenimiento (signo neutro) o disminución (signo negativo) de la masa y del volumen, que conforman al organismo en relación con el momento previo, así como por la adecuación a las necesidades del cambio de forma, función y composición corporal.

Sigue leyendo