Todas las entradas de: Claudia

Nutrirse y desestresarse

Qué mejor comprobar que además de tener hábitos alimenticios que nos ayudan a una buen nutrición, también nos sirven para desestresarnos y mantener nuestra salud mental y física casi intacta.

Una dieta antiestrés es muy recomendable cuando se siente el cuerpo cansado con una serie de reacciones químicas que liberan la hormona cortisona y elevan los niveles de azúcar dejándo una sensación de presión, de pereza y lentitud. Estas reacciones naturales se deben combatir con las comidas apropiadas para ello.

Para el desayuno evite cereales azucarados, coma aquellos de granos enteros junto a una pieza de fruta. Después puedes tomarte una pastilla de vitaminas que tenga al menos quinientos miligramos de calcio y 250 miligramos de magnesio.

El magnesio, que es eliminado del cuerpo cuando llega el estrés, te ayuda a regular los niveles de cortisona. Como bocadillo, puedes comer palitos de vegetales o de zanahoria para ayudar a soltar un poco tu estresada mandíbula y la tensión que te produce dolor de cabeza. Antes de ir a la cama, coma un  bocadillo rico en carbohidratos como una tostada o jamón, para así acelerar la liberación de la serotonina, una hormona que nos hace sentir bien y nos ayuda a dormir mejor.

Sigue leyendo

Factores de sobrepeso: las papitas fritas a la cabeza

Cuando nos referimos a los alimentos que ayudan a obtener sobrepeso, en primera fila se encuentran las gaseosas, golosinas, helados y las tan anheladas papas fritas, que no se pueden comer de a una, sino la totalidad del paquete.

En efecto, en estudios realizados, las papas fritas fueron el mayor culpable de los aumentos. Cada dosis diaria de 28 gramos (unas 15 papas fritas y 160 calorías) lleva a un repunte de 0,77 kilos en un lapso de cuatro años. Eso es en comparación con golosinas y postres, que añadieron 0,19 kilos (0,41 libras).

En el caso de otros tipos de papas que no son precisamente papas fritas de paquete, el aumento fue de 0,58 kilos (1,28 libras). En ese grupo, las papas a la francesa fueron peores para la cintura que las papas hervidas, horneadas o en puré. Esto se debe a que una porción de papas a la francesa grande contiene entre 500 y 600 calorías, mientras que una porción de papa horneada contiene 280 calorías.

En cuanto a las bebidas gaseosas agregan medio kilo cada cuatro años. Comer más frutas y verduras y otros alimentos sin procesar llevaron a un menor aumento de peso, probablemente debido a que son ricos en fibra y hacen que la gente se sienta más llena.

Sigue leyendo

Como los pájaritos

Si usted tiene aves, debe saber que el alpiste es uno de sus alimentos ideales, pero así mismo esta semillita tiene numerosas propiedades para el consumo humano.

El alpiste es una de las semillas más nutritivas y poderosas en este planeta. Es rico en proteínas vegetales de gran calidad, unas seis cucharadas de alpiste tienen más proteína que dos o tres kilos de carne, pero además, las proteínas del alpiste no son nocivas ni de difícil digestión, sino que son aminoácidos estables de muy buena asimilación.

Además, las enzimas que nos proporciona el alpiste tienen un poderoso efecto desinflamante de los órganos, en especial el hígado, los riñones y el páncreas. Es útil para casos de cirrosis y para la hipertensión. Estos beneficios, se deben a que favorece la eliminación de líquidos, gracias a que recarga los riñones de enzimas favoreciendo la diuresis.

Y por si fuera poco, el alpiste también tiene la propiedad de adelgazar, porque contribuye a la eliminación de grasa y es de ayuda para fortalecer los músculos otorgándoles tonacidad; promueve la eliminación por vías naturales de la grasa en el organismo que se encuentran en la sangre, en las venas y arterias. Esto es muy bueno para bajar los niveles de colesterol y resulta un excelente remedio natural para la obesidad.

Sigue leyendo

Deliciosas combinaciones saludables

Una estupenda combinación de frutas nos otorga unos deliciosos jugos saludables, si nos acostumbramos a tomarlos podremos prevenir mucha enfermedades, y así ajustarse al adagio “es mejor prevenir que curar”.

Eso sí, es importante que sepamos combinarlas de la manera adecuada, pues en algunas ocasiones nos dejamos llevar por su variedad de olores, sabores y texturas, queriendo innovar y las combinamos sin tener en cuenta su clasificación: dulces, acidas, semi-acidas o neutras.

Aquí están unas combinaciones que además de  deliciosas, son saludables:

  • Zanahoria + jengibre + manzana: Aumenta y limpia nuestro sistema.
  • Manzana + pepino + apio: Previene el cáncer, reduce el colesterol y elimina problemas estomacales y dolores de cabeza.
  • Tomate + zanahoria + manzana: Mejora el aspecto de la piel y elimina la mala respiración.
  • Calabaza amarga + manzana + leche: Evita la mala respiración y reduce el calor interno del cuerpo.
  • Piña + manzana + sandía: Para disipar el exceso de sal, nutre el riñón y la vejiga.
  • Naranja + jengibre + calabaza: Mejora la textura y humedad de la piel y reduce el calor del cuerpo.
  • Manzana + calabaza + kiwi: Mejora la flexibilidad de la piel.
  • Pera + plátano: Regula el contenido de azúcar.
  • Zanahoria + manzana + pera + mango: Regula el calor del cuerpo, contrarresta la toxicidad, disminuye la presión de la sangre y pelea contra la oxidación.
  • Melón + uva + sandía + leche: Rica en vitamina C y Vitamina B2 que aumenta la  actividad celular y refuerza la inmunidad del cuerpo.
  • Papaya + piña + leche: Rica en vitamina C, E, hierro. Mejora la flexibilidad de la piel y el metabolismo.
  • Plátano + Piña + leche: Rica en vitamina y nutrientes que previenen los resfriados.

Además de caliente, té helado

Es una de las bebidas más consumidas en todo el mundo, después del café. Se prepara a partir de hojas secas de la planta de té o pequeños árboles de la familia Theaceaes. Sus numerosas propiedades lo han vuelto popular y necesario, principalmente se emplea como estimulante gástrico, y astringente.

Aunque tradicionalmente el té se ha tomado caliente para extraer los beneficios de la planta, también es muy popular el té helado (ice tea) que mantiene los mismos beneficios de la infusión caliente. El té helado se prepara hirviendo el agua mezclado con las plantas para que suelten la esencia, y posteriormente se le agrega el hielo y se deja enfriar.

Si bien, en este proceso el té pierde algunas de sus vitaminas, sigue conservando gran parte de las propiedades que lo hacen bueno para el organismo.

El té helado nos aporta nutrientes importantes como la vitamina B, B1 y B2, además de minerales como el potasio, magnesio, la niacina o el ácido fólico, que nos ayudarán a mejorar nuestra salud a varios niveles. Permite proteger las células de los ataques producidos por los radicales libres. Es un potente amigo del cerebro, pues hace que nuestra actividad mental sea más ágil, además de ayudar a mantener la salud de nuestro sistema nervioso. Ayuda a aumentar las defensas del organismo y a mejorar la producción de sangre, haciendo que nuestra salud está más reforzada.

Sigue leyendo

Complementar la alimentación

Los complementos alimenticios son alimentos comercializados en forma de cápsulas, comprimidos, ampollas, tisanas, soluciones bebibles, etc.,  que tienen el objetivo de completar la alimentación habitual.

Contienen nutrientes (vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, antioxidantes, fibras) y otras sustancias (plantas) que tienen un efecto nutricional o fisiológico. Deben satisfacer cada día al menos el 15% de las aportaciones nutricionales recomendadas de los nutrientes que contienen.

Proporcionan bienestar pero no curan ninguna enfermedad, puesto que no son medicamentos. Por lo general los toman personas saludables que desean mantener sus estados óptimos. Son seguros, están sometidos a una reglamentación estricta que les impone un sistema de calidad que permite asegurar la trazabilidad, la higiene y la seguridad al consumidor; la obligación de etiquetar todos los ingredientes y las recomendaciones de uso.

Los complementos alimenticios se han insertado muy bien en la cotidianidad de esta era moderna, puesto que los hábitos alimentarios han cambiado: se dedica menos tiempo a las comidas, y cada vez se come de forma menos variada.

Sigue leyendo

Tres jugos para quemar grasa

Entre todas las propiedades de los jugos naturales, encontramos unas frutas muy especiales que nos ayudan a quemar grasa y perder peso al mismo tiempo. La papaya, la piña y el tamarindo tienen unas características que permiten movilizar o quemar la grasa.

La papaya se clasifica en esta lista porque su jugo contiene papaína,  una enzima similar a la pepsina que produce el cuerpo humano a través del sistema digestivo, que es necesaria para aprovechar al máximo las proteínas y mejorar el proceso digestivo. Asimismo aportan vitaminas A y C, calcio, hierro, magnesio, zinc y carbohidratos, también es fuente de betacarotenos, necesarios para prevenir daños en la piel, por los radicales libres que se manifiestan en forma de arrugas.

Por su parte, la piña, es rica en minerales, se cuentan al menos 18 aminoácidos, más una enzima proteolítica llamada brío melina, que actúa como antiinflamatoria y diurética. Tomar el jugo de esta fruta, agiliza el proceso digestivo y es excelente remedio para las afecciones de la garganta y difteria, gracias a sus propiedades antibióticas.

Sigue leyendo

Blanco es, gallina lo pone

De los alimentos más comunes y más nutritivos es el huevo. Posee proteínas de gran valor nutricional, alta digestibilidad, aporta luteína y zeaxantina que intervienen en la salud visual, provee colina que juega un importante rol en la función cerebral.

Algunas veces estigmatizado por su nivel de colesterol, los estudios realizados durante estos dos últimos años, sirven para avalar la seguridad de este alimento.

La repuesta promedio al aumento de 100mg. por día de ingesta de colesterol, corresponde a un cambio de sólo 2,5 mg./dl de colesterol plasmático. Aunque algunas personas (por factores genéticos o por enfermedades presente) son más sensibles a los efectos del colesterol dietario (15% de la población).

Al hablar de dieta equilibrada se entiende aquella que contiene todos los alimentos que nos brinda la naturaleza en proporciones y cantidades adecuadas, cubriendo todos los macro y micronutrientes: Hidratos de Carbono, proteínas, lípidos o grasas, vitaminas y minerales.

Sigue leyendo

Tenga cuidado con las bebidas azucaradas

Numerosos estudios han evidenciado la relación de la obesidad con la ingesta de bebidas azucaradas. Este tipo de bebidas, en especial los refrescos, podrían ser un factor clave en la en el sobrepeso en virtud a su alto contenido en azúcar añadido y su baja capacidad de saciedad, que hace que no se compense este consumo reduciendo la ingesta en la siguiente comida.

Resulta lógico pensar que el exceso de productos grasos, dulces y salados, todos ellos muy energéticos, unido a la falta de frutas y hortalizas frescas, costumbres generalizadas en diferentes poblaciones, juegan a favor de la obesidad. También se sospecha que las bebidas azucaradas tipo refrescos o zumos contribuyen en parte a la obesidad, pero sólo en los últimos años grandes estudios epidemiológicos han comenzado a investigar esta asociación.

Se estima que la ingesta actual de azúcares añadidos en la dieta supone el 15,8% del total de la energía diaria. Se conoce que la mayor fuente dietética de estos azúcares son los refrescos y bebidas similares, como las bebidas azucaradas a base de zumo de fruta sin burbujas. Este insano hábito dietético ha supuesto en los últimos 25 años un aumento de unas 83 kcal por persona al día, lo que a la larga redunda en un aumento de peso.

Sigue leyendo

A bajar de peso, con la avena

Dentro de las alternativas que hay para hacer una buena dieta y bajar de peso, la avena es una opción adecuada, puesto que se pueden incorporar todos sus nutrientes y propiedades a la dieta que lleve a adelgazar.

La avena es uno de los cereales más ricos en proteínas, grasas (casi el doble que el trigo), hidratos de carbono, vitamina B1 o tiamina (necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso) y, en menor proporción, aporta otras vitaminas del grupo B. Así mismo contiene minerales como fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro.

En cuanto a sus propiedades nutritivas, aporta 335 calorías por cada 100 gramos, 12 g de proteínas, 60 gramos de hidratos de carbono, 6 gramos de fibra, 7,1 gramos de grasas, 79,6 mg de calcio, 5,8 mg de hierro y 0,52 mg de tiamina.

Gracias a estos macro y micronutrientes, es que son tan importantes los beneficos de la avena para perder peso:

  • Es saciante: Gracias a su contenido en fibra, brinda valor de saciedad a tus comidas quitándote la sensación de hambre.
  • Es depurativa: Por esta misma razón, actúa como un laxante natural ayudándote a depurar el organismo, eliminando las toxinas que se encuentren en tu cuerpo.
  • Baja el colesterol malo o LDL y los triglicéridos: Los nutrientes de la avena captan el colesterol malo y los triglicéridos y los eliminan del organismo.

A la avena no le faltan propiedades para ayudarte a bajar de peso, por ese motivo es que se han ideado diversas dietas para este fin o también la puedes consumir de diferentes maneras como complemento a tu alimentación: como copos de avena que se pueden tomar con leche o yogur, o también como ingrediente de sopas, ensaladas y papillas; el muesli, que es la combinación con otros cereales, frutas disecadas y frutos secos; también como agua de avena que se obtiene por decocción de dos cucharadas soperas de granos de avena en un litro de agua. Se hierve durante cinco minutos y después se filtra. Se puede endulzar con miel y esta bebida se puede tomar a cualquier hora del día.