Archivo de la etiqueta: verduras

Coma sano y con prudencia en Navidad

Para nadie es un secreto que la temporada de Navidad se caracteriza por ser la excusa ideal para comer de todo en grandes cantidades. Son días de fiesta en los que alternamos cenas, asados, postres y dulces con compañeros de trabajo, amigos y familiares. Pero una comida navideña puede ser deliciosa, nutritiva y equilibrada sin llegar a los excesos de calorías. Acá algunos consejos para comer bien para sentirse bien:

- Empiece con ensaladas. Casi todas las ensaladas tienen pocas calorías y son ricas en fibra, por lo que ayudan a llenar un poco antes del plato fuerte.

- Elija los aperitivos. Váyase por opciones como alimentos como jamón ibérico en lugar de embutidos muy grasos; mariscos al vapor o plancha (como gambas, sepia, pulpo) antes que frituras; palitos de verduras y queso fresco en reemplazo de quesos curados y/o patatas fritas.

- Evite en lo posible las salsas, son las que más calorías aportan a su comida. Los riesgos están en la mayonesa, las salsas con queso y los aliños con aceite caliente y ajo. Cámbielas por salsa de yogur, o aceite crudo con limón.

Sigue leyendo

Conoce algunos alimentos que sacian tu apetito

Los alimentos ricos en fibra, agua y proteínas son los que mayor sensación de saciedad causan. Se recomiendan frutas, hortalizas y caldos de verduras como los tiene la receta que mencionaremos a continuación:

Ingredientes
- Dos tajadas de pescado emperador.
- Una taza de espinacas.
- Cuatro zanahorias.
- Una cebolla cabezona.
- Dos papas.
- Tres dientes de ajo.
- Una porción de calabaza.
- Orégano.

Preparación
- Hierve las espinacas. A parte, pela las zanahorias, córtalas en trocitos y ponlos a hervir. Haz lo mismo con las papas y la calabaza. Cuando todos estos ingredientes estén hervidos, llévalos a una licuadora hasta que queden bien triturados. Agrega nuez moscada y sírvelo en puré.
- Pon el pescado a saltear en un sartén con un poco de jugo de limón y espolvoreado en orégano.

Sigue leyendo

Para bajar de peso sanamente, opta por una dieta depurativa

Este tipo de dieta admite varias clases de alimentos que se deben servir en porciones muy pequeñas.

Una de las alternativas que ofrece es esta que se denomina como la de los días y que consta de:

- Desayuno. Té verde, una tajada de pan integral tostado y una porción de compota.
- Almuerzo. Ensalada de lechuga, tomate y zanahoria rallada o puré de verduras. Yogur descremado.
- Cena. Una taza de caldo de pollo y verduras, puré de verduras o ensalada fresca y una porción de fruta a elección.

Es importante que los alimentos que elijas consumir el resto de la semana sean ligeros, variados y que las porciones sean mayores. Por ejemplo:
- Verduras cocidas al vapor o en ensalada. Pueden ser espárragos, judías, calabacín, pepino, apio acompañadas de una ración de carne al día (pollo o conejo). Una porción de pescado (merluza, lenguado o atún).

- Tres frutas al día como mínimo y dos porciones de verduras a la semana, por ejemplo, lentejas, garbanzos o soya. Dos veces a la semana es recomendable consumir huevo pasado por agua, ya sea en tortilla o duro. Importante que no falte el agua y los jugos de fruta naturales.

Sigue leyendo

Alimenatación saludable en el crecimiento y edad adulta

Un blog de nutrición y alimentación consultado propone que las personas además de ser lo que comen son lo que el alimento las define, pues es el tipo de ingesta el que pone a hombres y mujeres en disposición para el pensamiento, el aprendizaje y el juego.

Además de proponer todo una nueva concepción de frente a lo que se refiere a la alimentación el estudiado espacio en internet instruye para que se reciba la alimentación que niños en crecimiento y formación deben consumir a su vez los adultos que tienen por costumbres otro tipo de comidas no tan saludables.

Dentro de los tipos de azucares que el organismo requiere está la que se haya en las frutas (frescas o secas) pues tienen nutrientes, vitaminas y minerales que bombardean al organismo para un funcionamiento adecuado que proveen de fuerzas para prevenir enfermedades.

El informe nutricional y aconsejador de formas de consumo expresa que frutas, verduras y vegetales son ideales y necesarios en la dieta diaria de ingesta de comida y dice que estos aportan mucha energía con la ventaja de que mantiene al consumidor liviano. El consumo de verduras aporta mega nutrición, altas energías y se pone a manera de convencimiento el hecho de que intentar leer un libro después de una ubérrima ingesta resulta imposible.

Sigue leyendo

A rebajar con la dieta de la luna

La dieta de la luna es considerada por muchas personas como un revolucionario método que permite adelgazar hasta tres kilos en un día. El secreto está en ayunar 26 horas (sólo se pueden tomar líquidos) pero siempre coincidiendo con la hora del cambio de fase lunar.

Uno de los factores que más influye en la pérdida de peso es la capacidad de nuestro organismo de absorber agua y esto está estrechamente ligado a la fuerza de atracción, demostrada ampliamente, que la luna ejerce sobre los líquidos, aún más cuando la luna cambia de fase. Es decir, esta dieta está basada en la teoría de que los líquidos del cuerpo tienden a seguir los ritmos de las mareas -como se sabe, provocados por la influencia de la luna.

El efecto adelgazante no viene determinado tan sólo por el día de ayuno semanal, sino también porque no comer en esas horas potencia notablemente los efectos desintoxicantes del ayuno, incrementando de forma decisiva la pérdida de peso.

Pueden perderse de dos a tres kilos durante el día de ayuno y no es fácil recuperarlos ya que esta dieta estimula la eliminación de los líquidos incluso en los días sucesivos. Naturalmente, esto variará según las costumbres dietéticas y la constitución de la persona. Si se realiza en el marco de una alimentación equilibrada, con un contenido en calorías proporcional al gasto energético.

Sigue leyendo

Nutrición Natural, alimentación sana y nutritiva

El Ser Humano depende del medio externo para vivir, de ahí toma los alimentos, los nutrientes, el agua, el calor, el aire. Si la calidad de estos elementos es buena, buena será también la calidad de nuestra salud y del modo de vida que tengamos.

Desde los últimos años, debido a la “modernización” de la agricultura y a la masiva elaboración de productos procesados, nuestra alimentación se ha ido alejando cada vez más de una cocina tradicional y natural.

La alimentación que tradicionalmente han consumido nuestros antepasados durante miles de años, estaba basada en: cereales integrales, leguminosas, verduras y frutas locales y de la estación, semillas, frutos secos, con una pequeña cantidad de productos de origen animal, algas y condimentos naturales. Alimentos todos ellos de gran energía y fuerza vital, aportando la misma energía y fuerza vital al ser humano cuando los consume de esta forma completa.

Cuando consumimos los alimentos de forma “fragmentada”, con sus componentes separados y divididos, es decir “refinados”, como por ejemplo la harina, el arroz, el azúcar blanco, los zumos, la leche descremada, el café descafeinado, la carne etc. , todos estos “alimentos” han sido separados de otras partes de su planta original el salvado ,el germen, el agua, la pulpa, etc. también se fragmenta su energía a la vez que se reducen enormemente muchos nutrientes o se pierden, haciendo de esta sustancia un elemento “desvitalizado, sin energía, desequilibrada. Y la naturaleza, nuestra naturaleza detesta el desequilibrio.

Si comemos alimentos “desintegrados, desequilibrados” estaremos en desequilibrio. Si comemos alimentos “Equilibrados”, aportamos a nuestra vida la base para la armonía y el equilibrio en el cuerpo, la mente, las emociones y el espíritu.

Sigue leyendo

Nutrición a partir de ensaladas rojas, verdes o de colores

Un régimen basado en ensaladas cubre a la perfección los valores calóricos, vitamínicos y aporta los minerales que el cuerpo necesita. Otra gran ventaja es que ayudan a nutrir y embellecer la piel.

Una de las recomendaciones básicas es no pretender bajar 5 kilos en una semana, el ideal es proponerse metas reales. Es importante pensar que va a bajar una cantidad de kilos razonable y así evitará frustraciones, use como parámetro ropa nueva. Sino le gusta la imagen del espejo esfuércese con el régimen de la Mil y una combinaciones.

Las ensaladas las puede variar hasta el infinito: el principal secreto consiste en elegir legumbres sanas y frescas. No olvide colocar las verduras en la frigorifico hasta el momento de usarlas pero jamás debe ponerse en remojo y menos si han sido cortadas porque las vitaminas y minerales que contienen se disuelven con el agua.

Sigue leyendo

Una buena ensalada para bajar de peso

La dieta de las ensaladas es ideal para realizar durante el verano ya que la combinación de los vegetales aporta al organismo una sensación de frescor inigualable. La dieta de las ensaladas es muy flexible ya que se puede llegar hacer multitud de combinaciones entre los diferentes alimentos ,lo cual permite adaptarlas al gusto de cada persona.

Otra ventaja destacable de la dieta de las ensaladas es que las verduras contienen gran cantidad de agua lo cual contribuye a la hidratación de la piel y además contienen grandes cantidades de vitaminas que evitan la oxidación de las células y el envejecimiento del organismo.

Comer ensaladas antes de comenzar a comer, nos produce saciedad, favorece el control del volumen de las comidas. Los vegetales contienen casi un 90% de agua, al consumirlos crudos  y en ensaladas, forman parte excelente de hidratar nuestro cuerpo.

Sigue leyendo

Qué comer y qué no para establecer una dieta sana

Dentro de los alimentos recomendables se consideran como de obligatorio consumo:

- Frutas completas y zumos naturales no ácidos. De cuatro a cinco raciones diarias.

- Verduras y hortalizas crudas, al vapor, al horno (de hoja verde, todo tipo de coles, raíces). Una ración cruda (ensalada) y otra cocinada al día, como mínimo.

- Germinados (brotes de soja, de alfalfa, de trigo). De dos a tres veces semanales.

- Semillas y nueces (en poca cantidad). Dos o más veces a la semana.

- Consumo diario de aceite de oliva virgen prensado en frío, aceite de lino.

- Pescado azul de aguas frías (salmón, arenque, sardinas, boquerones, caballa, trucha de río). Se puede sustituir por una cucharada diaria de aceite omega 3. De dos a tres veces por semana.

Sigue leyendo

La dieta de las proteínas

Perder peso no tiene que se sinónimo de pasar hambre. En la actualidad hay un gran número de dietas, que se adaptan a los diferentes estilos de vida y de alimentación de las personas, una de ellas es la Dieta de la Proteínas.

Como su nombre indica, esta dieta es alta en proteínas con un pequeño aporte de carbohidratos como el pan; esta es una dieta muy fácil de seguir gracias a que las proteínas producen saciedad.

Está diseñada para poder perder entre medio kilo y dos kilos por semana, siguiendo todas las indicaciones recomendadas. Mientras se haga la dieta no deben consumirse azúcares de ningún tipo, sólo se admite la ingesta de una fruta diaria, así que nada de chocolates o harinas.

Sigue leyendo