Una nutrición infantil bien elaborada y básica es para toda la vida

Your ads will be inserted here by

Google Adsense.

Please go to the plugin admin page to set up your ad code.

Una buena nutrición y una buena salud están directamente conectadas a través del tiempo de vida, pero la conexión es aún más vital durante la infancia. Durante este período, los niños pueden adquirir buenos hábitos alimenticios en lo que se refiere a la variedad de los alimentos y al sabor de las comidas.

Los efectos de la desnutrición en la primera infancia ( 0 a 8 años) pueden ser devastadores y durareros. Pueden impedir el desarrollo intelectual, el rendimiento escolar y debilitar la salud de los niños.

Ahora bien, los alimentos, bien elegidos según la temporada, y bien elaborados y combinados son formulas mágicas que permitirán que los niños quieran repetir o comer todo; de igual manera, puede hacer que los niños se vean más atraídos por la comida y no se aburran por comer siempre la misma receta.

Además, ellos pueden participar y dar ideas para elaborar el menú. Lo primero que puedes hacer es planificar un menú semanal de acorde al presupuesto, las necesidades y los gustos de la familia. Se puede sacar el máximo provecho de una canasta de alimentos básico.

Your ads will be inserted here by

Google Adsense.

Please go to the plugin admin page to set up your ad code.

Por ejemplo, con los huevos, se logra realizar un buen número de recetas, como: huevos rellenos, estrellados, huevos en tortilla, cocidos, fritos, o mezclados con otros alimentos pueden surgir platos exquisitos.

La pasta también es muy versátil. Después de cocida, se puede combinar con ajo, con verduras, con mariscos, con pollo o atún. La fruta es el postre por excelencia. Entera, cortadas y variada en una ensalada o acompañada de yogurt o crema de chocolate le encantará a los niños. También en helado o zumos caseros con ellas.

Una buena alimentación infantil incluye también un contexto y ambiente adecuado, sin improvisaciones, lugar en donde todos los miembros de la familia participan y disfrutan. El niño que come sólo en ocasiones se aburre y lo hace con desgana porque prefiere evadirse de la situación y del lugar. El niño debe entender que alimentarse consiste en disfrutar de una necesidad, no en una obligación o un momento desagradable. El comedor o la cocina se convierten en el “aula de prácticas” idónea para la alimentación infantil.

A partir del año, se favorece el interés por acceder a dietas no trituradas y a la masificación, y la imitación de padres y hermanos les despierta el deseo de comer solos y, en consecuencia, el interés por desarrollar la motricidad de las manos.

Your ads will be inserted here by

Google Adsense.

Please go to the plugin admin page to set up your ad code.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>